Sólo Dios nos puede dar la felicidad: Video del Ángelus del 18/02/2018

La Cuaresma, es “vivir los días con el deseo de acoger el amor que viene de Dios y que quiere transformar nuestra vida y el mundo entero”, explicó el Papa Francisco, antes del Ángelus de este 18 de febrero, en la Plaza de San Pedro, con la gente apretujada bajo los paraguas. “¡No es imposible!” exclamó el Papa y el remedio es la “confianza” en el amor de Dios. El Papa habló más rápido de lo habitual, en italiano, como si tuviera prisa de que las 20,000 personas presentes en la Plaza pudieran cobijarse de la fuerte lluvia. En su reflexión sobre la Cuaresma, el Papa invitó a los bautizados a “tener el valor de rechazar todo lo que nos conduce fuera del camino; los falsos valores que nos equivocan atrayendo nuestro egoísmo de manera astuta”.

Facebook Comments