Dejémonos “misericordiar” por Dios: El Papa Francisco en Casa Santa Martha (6/11/2017)

Cuando Dios da un don, este don es irrevocable: no lo da hoy y lo quita mañana. Cuando Dios llama, esa llamada permanece durante toda la vida. Con esta reflexión comenzó el Papa Francisco su homilía de este 6 de noviembre en Casa Santa Martha, inspirada en el tema de la “elección de Dios” presente en la liturgia a través de la Carta de San Pablo a los Romanos. El Papa Francisco comenzó explicando que fueron tres en la historia de la Salvación, los dones y las llamadas de Dios a su pueblo. “Todos irrevocables” – dijo – porque Dios es fiel: “El don de la elección, de la promesa y de la alianza”. Así fue para Abraham – añadió el Papa – y así es para cada uno de nosotros.

Facebook Comments