Dejar que Dios nos abra el corazón: El Papa Francisco en su homilía en Casa Santa Martha (15/04/2016)

A un corazón duro que elige abrirse con “docilidad” a su Espíritu, Dios siempre da la gracia y la “dignidad” para volverse a levantar, realizando, “si fuera necesario”, un acto de humildad. Lo afirmó el Papa Francisco en su homilía de este 15 de abril en Casa Santa Martha, al comentar el pasaje bíblico de la conversión de San Pablo. Tener fervor por las cosas sagradas no quiere decir tener un corazón abierto a Dios. El Papa Francisco puso el ejemplo de un hombre fervoroso en la fidelidad a los principios de su fe, Pablo de Tarso, pero con el “corazón cerrado”, totalmente sordo a Cristo.

Facebook Comments