El consuelo es un don de Dios y un servicio: El Papa Francisco en Casa Santa Martha (12/06/2017)

El consuelo es un don de Dios y un servicio a los demás. De modo que nadie puede consolarse a sí mismo de manera autónoma, puesto que de lo contrario termina mirándose al espejo. Es el concepto que transmitió el Santo Padre en su homilía de la Misa de este 12 de junio en Casa Santa Martha. El Papa Francisco añadió que para experimentar el consuelo hay que tener un corazón abierto, es decir, el corazón de los pobres de espíritu, y no el corazón cerrado de los injustos. El Papa Francisco reflexionó acerca del significado del consuelo al que se refiere San Pablo. Y dijo que su primera característica es el hecho de no ser “autónomo”.

Facebook Comments