Frente Nacional por la familia

El día en que la familia hizo historia

Es sábado 10 de septiembre 2016 sucedió algo  en la Ciudad de México…
 10 am: ¡80 mil personas en Querétaro!
 12 pm: ¡85 mi personas en Puebla!
 5:00 pm: ¡275 mil en Jalisco!
 ¡Cuernavaca! ¡Oaxaca! ¡Mérida! ¡Hermosillo! ¡Y 120 ciudades más!

Al final de día, se sumaron más de 1,273, 130 personas (hasta ahora contabilizadas) que salieron a las calles en 127 ciudades del país este sábado 10 de septiembre.

Jamás en la historia de nuestro país se han manifestado en 127 ciudades de forma simultánea por una misma causa: Sólo la familia podría lograrlo.

La causa: la familia

Sólo la familia podría lograr un despertar sin precedentes de los mexicanos que el sábado salieron a manifestarse a favor de lo más importante para todas las personas, la familia.

También hay que decirlo, ha habido voces que han tratado de desacreditar este hecho histórico y que ven con malos ojos el despertar de la nación por un tema que nos importa a todos.

Que quede claro, no estamos en contra de nadie. Pude ser testigo de los mensajes que se pronunciaban en decenas de marchas y en ningún momento encontré algún mensaje de odio.

No estamos en contra de nadie, estamos a favor de que los niños tengan un padre y una madre.

No es la Iglesia Católica la organizadora de las marchas. Han sido diferentes movimientos, grupos, organizaciones (confesionales y no confesionales) que se encontraron con una misión en común y que han salido a las calles en un ejercicio de participación ciudadana completamente auténtico.

Esta expresión de ciudadanía no ha sido orquestada, ha sido la respuesta de la sociedad que necesitaba expresar sus necesidades, sus preocupaciones y transmitir que lo más importante para los mexicanos es la familia.

Más de un millón salieron a las calles a mostrar una postura de forma valiente, respetuosa y alegre. Si, tomaron las calles para demostrar que no nos escondemos y que damos la bienvenida al debate por la familia.

Las reacciones negativas también se ha hecho presentes. Muchos medios de comunicación y periodistas han tratado de desacreditar de forma tendenciosa y amarillista la gran movilización por la familia.

Hay voces que se sienten atacadas por este movimiento, reaccionando, inclusive, de forma irrespetuosa y agresiva. A estas voces queremos decirles que no estamos en su contra y que nuestro fin no es juzgarlos. Queremos decirles que es una oportunidad de tender puentes para el diálogo y de lograr una reconstrucción del tejido social, en un México donde quepan todas las opiniones.

Este sábado 10 de septiembre fue un día festivo, un día de alegría, un día de esperanza. Esperanza en un México que si participa y que no es apático; esperanza en un despertar ciudadano; esperanza en que desde la familia podemos reconstruir nuestra nación tan lastimada por grandes problemas sociales.

Hoy, hay que ver hacia delante y demostrar que si se puede. Que si podemos construir un México mejor y que LA FAMILIA ES LA SOLUCIÓN.
Juan Antonio López Baljarg
@Juanlbaljarg

Facebook Comments