Las persecuciones son el pan de la Iglesia: El Papa Francisco en su homilía en Casa Santa Martha (12/04/2016)

“La persecución es el pan cotidiano de la Iglesia”. Lo reafirmó el Papa Francisco en su homilía de la Misa de este 12 de abril en Casa Santa Martha. Existen persecuciones sanguinarias, como el ser devorados por animales feroces para la alegría del público en las gradas, o saltar por el aire a causa de una bomba a la salida de la Misa. Y persecuciones con guantes blancos, encubiertas “de cultura”, aquellas que te confinan en un rincón de la sociedad, que llegan a quitarte el trabajo si no te adecuas a las leyes que “van contra Dios Creador”.

Superstición en el catolicismo, una realidad

Superstición, pensamientos mágico-religiosos y aseveraciones irracionales en nombre de la fe son algunas de las cosas que los católicos debemos evitar a toda costa. En este artículo de mistagogía analizamos algunos enunciado que debemos desterrar de nuestra vida espiritual.
Seguir leyendo Superstición en el catolicismo, una realidad

Cristianismo y medio ambiente

La reciente encíclica de su Santidad, el Papa Francisco “Laudato Si'” nos habla de la responsabilidad que el católico tiene ante la tierra que habita y el cuidado del medio ambiente. Lejos de ser un tema de activismo ecológico, el cuidado del planeta debe formar parte de los criterios de evaluación de conciencia de los bautizados.

Seguir leyendo Cristianismo y medio ambiente

Que los cristianos vivan en armonía: El Papa Francisco en su homilía en Casa Santa Martha (05/04/2016)

No hay que confundir la armonía que reina en una comunidad cristiana, fruto del Espíritu Santo, con la “tranquilidad” negociada que, con frecuencia cubre y de modo hipócrita, los contrastes y las divisiones internas. Lo afirmó el Papa Francisco en su homilía de la Misa celebrada este 5 de abril en Casa Santa Martha. Una comunidad unida en Cristo – dijo el Santo Padre – es también una comunidad valerosa. Un corazón solo, una sola alma, ningún pobre, bienes distribuidos según las necesidades. Hay una palabra que puede sintetizar los sentimientos y el estilo de vida de la primera comunidad cristiana, según los retratos que surgen de los Hechos de los Apóstoles: la armonía.